Por desconocimiento en mezcla de productos de aseo, se eleva aumento de intoxicaciones. Estos son los consejos para realizar una correcta higiene del hogar y combatir el Covid.

El coronavirus cambió los hábitos de las personas. Para detener los contagios, las autoridades nos prohibieron ver a nuestros amigos y familiares y pidieron que renováramos hábitos de higiene, donde nos insistieron en la necesidad de la desinfección y limpieza. Un esfuerzo que aplicó una cantidad mayoritaria de personas, pero no siempre como se les ha explicado. Desde el comienzo de la pandemia entidades gubernamentales y empresa de aseo y desinfección, han puesto en conocimiento un crecimiento de intoxicaciones por la mezcla inadecuada de productos de aseo en los hogares.

Durante todo marzo y las dos primeras semanas de abril, las consultas a los medicina general se incrementaron un 20%, con una especial incidencia de las consultas por intoxicaciones relacionadas con el uso de hipoclorito, desinfectantes, amonios cuaternarios y otros productos de limpieza de superficies. En uno de cada cuatro de los cerca de 2.000 casos, el hipoclorito se había mezclado de forma errónea con otros productos.

El hipoclorito no debe mezclarse nunca con otros productos, pero además en algunos casos puede ser particularmente grave. Por ejemplo, las autoridades sanitarias advierten que es muy peligroso mezclar cloro con amoniaco. La combinación de estos productos produce una reacción química que genera un gas altamente tóxico que desencadena irritación de las mucosas o quemaduras en la piel.

Tampoco debe mezclarse nunca con alcohol, vinagre o productos antical porque se liberan gases tóxicos perjudiciales para la salud.

Por esto, es recomendable seguir una serie de precauciones al usar este tipo de productos:

  • Ventilar bien el lugar donde se realizan tareas de limpieza. Procurar no respirar los vapores de algunos productos como el cloro o el amoníaco en un área cerrada o mal ventilada, ya puede provocar intoxicaciones, algunas graves.
  • Usar siempre guantes de caucho o latex y ropa usada para proteger la piel y evitar irritaciones. También hay que evitar posibles salpicaduras a la boca, nariz u ojos y es recomendable lavarse las manos después de usar cualquier tipo de producto químico.
  • Seguir las indicaciones de dilución indicadas, especialmente para aquellas que deben diluirse antes de usar.
  • Mantener todo tipo de producto fuera del alcance de los niños. Asimismo, se deben conservar los mismos en el propio envase para evitar confusiones y cerrados sin posibilidad de riego o evitar que lo ingieran.
  • Adecuado proceso de limpieza, en donde primeramente se debe limpiar con detergentes, retirar muy bien el detergente y aplicar el hipoclorito (debidamente diluido con agua) como barrera protectora y de amplio espectro.

¿Es posible una desinfección sin hipoclorito?

Muchas veces, sin tener en cuenta los posibles efectos contraproducentes, con la combinación de estos productos se busca reforzar el poder de limpieza. Una alternativa al uso de este tipo de productos puede ser los limpiadores desinfectantes, que consiguen limpiar y desinfectar las áreas que deseamos tener alejadas de virus y bacterias.

Fuente: elpais.com

Deja un comentario

Fuller. © 2020. Todos los Derechos Reservados. Powered by ViaGed SAS

Fuller. © 2020.
Todos los Derechos Reservados.
Powered by ViaGed SAS

Cotice su Servicio

[contact-form-7 404 "Not Found"]